Camino al campeonato: ¿Cual campeonato?

Resultado de imagen para HAMILTON VERSTAPPEN JAPANESES GP

En estado de cóma. Así ha quedado un campeonato que hasta hace muy poco prometía un desenlace en los estertores del calendario. Y ha ocurrido gracias a la inercia de uno de los contendores que ha heredado los errores del equipo por el que ha trabajado afanosamente.

Ferrari y Sebastián Vettel han padecido juntos la fragilidad del conjunto. Aunque el alemán no tiene preocupaciones internas de jerarquía, su culposo error en Singapur fue solo el preludio de un cáos que ese mismo fin de semana se había asomado en el aspecto técnico. En Sepang -y teniendo todo a favor para arropar a un Mercedes errático- fallaron nuevamente. Y Japón coronaría lo que es una sentencia dura y tácita: Quedan sujetos al error del enemigo, a esa vacía consigna de pelear hasta el final. A confiarse del factor “suerte”

Para mas, Mercedes logró alinear parcialmente sus propios tormentos y Hamilton no dudó en aprovecharlo. Desde una magnánima calificación hasta una carrera ponderosa en donde no cedió un ápice. Y vaya que la W08 no es la todo-poderosa que se observó en Monza. Es un dolor de cabeza para ordenadores e ingenieros que deben retrasar o anular los avances del paquete. Pero aún y así, hay hegemonía. Se percibe en una fiabilidad aún superior, se percibe en los cambios que se hacen con los proveedores, se siente en la consistencia tibia del coequipero.

Lo que es un hecho es que Red Bull ha llegado -tarde, sí- pero llegado al fin a la fiesta. Y lo hace con un RB13 afinado en chásis y un motor Renault que quizás no esta tan lejos como se cree de su potencial frente a Mercedes y Ferrari. Verstappen recuperó el equilibrio y Ricciardo ya muy adelante en el tablero de puntos traga grueso la pérdida de su protagonismo ante el joven maravilla holandés que ofreció un remate final digno de aplauso para desafiar el moreno tricampeón que no flaqueó ante su amenaza.

Con 59 unidades a su favor, Lewis, podrá contener a Verstappen tantas veces haga falta o sacrificarse silente como ocurrió en Malasia. Y aunque se le da perfecto la lucha rueda a rueda, no es tonto para tomar riesgos innecesarios.

Son solo cuatro fechas. Mercedes puede escoger equivocarse o relajarse. Red Bull seguirá influyendo, lacerando, molestando. Ferrari tiene toda la presión y la decepción encima. Los 59 euros de una pieza que ellos no pueden supervisar marcan la diferencia entre la calidad y la cantidad de liderazgo versus jefasgo que exista en las maneras de cómo conseguir las cosas…

 

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Día a día, Lewis Hamilton, Los "Después" de los GP

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s