Lo que cada cual debe buscar en 2017

 

 

 

 

Resultado de imagen para GRILLA 2017 F1

 

Hagamos una revisión rápida de los 10 equipos y 20 pilotos que animarán la colorida grilla 2017 de la Fórmula Uno. Para unos es un asunto de campeonat0, para otros simplemente figurar. Algunos mas simplemente largar y finalizar. Es la dura ortodoxia de los que se llevan todo y quienes pudiesen ser feliz con las migajas..

 

Sauber: Los sobrevivientes

 

Tras la adquisición por un holding de inversores de muy bajo perfil, el equipo suizo ya no tiene mas la paternidad del Tío Sauber y ha quedado al mando posiblemente transitorio de la india Monisha Kaltenborn, además, accionista en menor cuantía. El monoposto en presentación y pretemporada no oculta su modestia con amplios espacios en su azul y blanco libre de patrocinio y un motor Ferrari del pasado año. No son buenos augurios para lo que entonces tendrá que suceder; Una persistencia por puntos si suceden  escenarios rocambolescos en donde pueda aruñar alguna unidad y ligar además, por la piedad del patrocinio. Jorg Zender sigue diseñando autos fiables, razonables pero faltos de presupuesto. Eso sí; Excelente infraestructura en Hinwill y dos pilotos llamativos: El sueco Ericcson que progresivamente se  ha quitado la imagen del “Pay per seat” y la adquisición a última hora del protegido Mercedes Pascal Werhlein que intentará seguir creciendo tras su convincente debut en Manor. En resumen: Sauber buscará crecer o desaparecer.

 

Renault: Obligados a surgir

 

El 2016 marcó el retorno del plantel francés como constructor unitario a la competición, estrategia totalmente opuesta a lo que venía siendo su razón de ser: Extenderse como el mayor y mejor proveedor de motores en la grilla hasta que la migración a los V6 híbridos le volteó la tortilla a los chicos de Carlos Ghosn. El plan, se supone es no depender de las críticas feroces de clientes como Red Bull que cuando lames el éxito se atribuye en completo la celebración pero cuando fracasas responsabilizas al motorista. Aún así; El reinicio  desde Enstone ha sido bastante amargo usando el chásis que Lotus dejó “Pre” fabricado y pese a los múltiples cambios que intentaron durante el calendario, los resultados casi no llegaron. Ahora; Mas afinados, y con cambios importantes como la dirección unitaria de Cyril Abiteboul, contratación de mas personal clave y  la presencia activa de Alain Prost, se espera una subida al pelotón intermedio en plan de protagonista, tarea nada sencilla debido a la equidad y competitividad de dicha zona. La segunda oportunidad al inglés Jolyon Palmer no le eximirá de presión mientras que Nico Hulkenberg arriba como un fichaje interesante que puede aportar madurez, talento y consistencia.

 

Toro Rosso: Buscando su identidad

 

Durante 2016 los cuernudos de Faenza probaron su magnífica base técnica de diseño en el chásis de James Key. A medida que avanzó al calendario la carencia del desfasado propulsor Ferrari les fue quitando brillo. Fueron protagonistas por el reemplazo forzozo de sus volantes hacia el equipo matriz. Renovaron al ruso Kvyat luego de que este fuese aplastado moralmente y tuvieron que esforzarse para no perder el talento de Sainz. Para  2017 la novedad  es la adquisición del propulsor Renault que ofreció algunos desvaríos que ralentizaron los kilómetros obligatorios de pretemporada. El monoposto italiano luce así con imponente estampa y soluciones técnicas muy depuradas y sorprendentemente coincidentes con el equipo a batir (Mercedes)

Sería harto interesante que Mateschitz aportara mas presupuesto para convertir a su equipo “B” en algo mas interesante y protagónico. Su existencia es un asunto de desarrollo del agudo programa de pilotos de RBR como también un ejercicio de peso político. Quizás, los nuevos aires en la Fórmula Uno hagan replantear su presencia al menos como hasta ahora la hemos conocido.

 

McLaren: El caos toca la puerta

 

Tras el gigantesco cisma que implicó el forzoso  apartamiento de su mentor, líder y jefe Ron Dennis lo peor no parece haber pasado para McLaren. Los bienvenidos efectismos de mercado, renovación de imagen y reorganización de personal ahora dan paso a una situación que parecía en vías de solución: Una sorprendente inercia de su aliado Honda con una desastrosa pretemporada, amenazan los que debería ser una continuación ascendente hacia la zona tope de la grilla en su zona media. Tan difícil es lo que ocurre que llegarán a Melbourne a completar kilómetros de desarrollo y la gestión nipona admite confusión por los tremendos fallos tanto en el motor de combustión  como también la gestión híbrida, ambos, replanteados por completo.

 

El tema con McLaren es que Honda no es un simple proveedor de motores cliente: Coloca dinero para un desarrollo conjunto y tiene un contrato a muy largo plazo.

 

Si la gestión de Brown quiere cumplir con la premisa de un equipo con un constructor exclusivo y aliado, tendrá que soportar este viacrucis e hilar fino gerencialmente contra los embates de cansancio de Fernando Alonso. Para Vandoorne la situación es mucho más benévola, pues es casi un año debut. No tiene mucho que perder.

 

¿Puede Honda resarcirse rápidamente? ¿Podrán encumbrarse a los ambiciosos objetivos en un período relativamente corto de tiempo? La Fórmula Uno en general necesita que equipos como McLaren recuperen su protagonismo. Quizás deban tocar más fondo del imaginado pero con un grave riesgo: Colapsar.

 

Haas F1: A confirmar el buen sabor.

 

Quizás no existan muchos ejemplos en la historia moderna de la Fórmula Uno de un equipo que debutando en “cero” es capáz de finalizar en la zona media y puntuar desde el principio.

 

Pero más aún, menos ejemplos de que tras un promisor toque de asfalto vaya en declive durante la temporada.

 

Sucedió con Haas. El plantel norteamericano convenció de ostentar una ingeniería sólida y de trasladar su genética de otros espacios a la naciente estructura. Sea porque acordó buenos planes con Ferrari pero faltó la crítica de Gunther Steiner ante la indiferencia técnica de Maranello quién solo te ofrece motores sin mucho intercambio de ingeniería. Lo de ellos es su equipo. No más.

 

Para esta temporada no se avizoran grandes cambios en el plantel. La marcha de Gutierrez es suplida por el ya experimentado Magnussen mientras Grosjean emerge como su principal punta de lanza. Además, el suizo francés seguirá guiñando el ojo a Ferrari.

 

La pretemporada permitió observar a un monoplaza rápido, confiable y bien diseñado. Sin embargo los fantasmas con la frenada parecen seguir y se habla de cambio de proveedor si reapareciesen los problemas iniciales del año anterior.

 

Serán un escollo interesante en el sector medio. Un incordio con futuro. Hace falta que así sea.

 

Force India: Entrar en el tope ¿Misión imposible?

 

Aunque arrastren el lastre de no haber ganado aún un Gran Premio, los chicos de Vijay Mallya se precian de tener un eficiente equipo en donde la presión no hace mella y en donde fluyen soluciones técnicas que permiten que sus monoplazas tengan gran consistencia. El momento cúspide se consiguió en 2016 cuando terminaron a las espaldas de los “FrontRunners” en parte, propulsados por el declive de Williams. Esto sin embargo; No resta mérito. Manteniendo a su personal de confianza, con un presupuesto decente y con mucha confianza en seguir subiendo el listón, la amenaza perceptible son los problemas judiciales y financieros que padece el excéntrico dueño del team.

 

Sergio “Checo” Pérez ofreció un recital de talento durante la temporada pasada y podría volver a entretener a todos además de seguir en la vitrina de exposición para optar a un equipo “Premium”. Esteban Ocón tiene que confirmar si tanta atención que ha generado en Mercedes y Renault es justificada.

 

Williams F1: Moviendo fichas para no decaer.

 

Altos y bajos. Eso es lo que define a Williams en los últimos tiempos. Luego de la fortaleza exhibida en 2015, deslucieron enfocándose en el desarrollo del monoplaza de este año y subestimando la fuerte rivalidad propuesta por Force India. El resultado fue un anodino 4to lugar y la cesantía de Symonds. Ahora, fichan a Paddy Lowe en interesante movida que involucró a Bottas que a su vez, permitió la suspensión de la renuncia de Massa y la llegada del Rookie Lance Stroll. En esta movida, se demuestra la falta de creatividad en la decisión de reincorporar al desgastado volante de Brasil y la nunca inapetente condición del dinero asociado al piloto en el caso del canadiense que no estuvo nada afinado en pretemporada.

 

Claire; Intenta demostrar que tiene control e innovación pero la realidad es que Sir Frank sigue siendo el mismo conservador y avaro directivo que le cuesta seguir los pasos corporativos que marcan los tiempos. Pese a su disminución de actividad sigue controlando a su creación con pragmatismo y silencio.

 

Hay mucha gente capáz en la factoría de Grove. Hay directrices de diseños y monoplazas muy bien construidos pero se necesita la osadía de querer estar mas arriba, de evitar la conformidad y la minimización del riesgo. Las nuevas reglas intentarán ser aprovechadas al máximo pero los recursos tendrán los límites racionales de un presupuesto muy lejos de ser inagotable.

 

Red Bull: Rezando por un propulsor genial.

 

Incluso pese a que no hayan estado realmente cerca de comprometer la superioridad de Mercedes, Red Bull sigue demostrando ser un plantel sumamente fuerte, cohesionado, técnicamente brillante y con un talento humano excepcional.

 

Se puede criticar con dureza el “swap” Verstappen-Kvyat pero los resultados saltan a la vista. La dupla del holandés con Ricciardo promete chispas y desde esta tribuna se opina que es la mejor de toda la grilla.

 

Además, el genio de Newey sigue influyendo en la tabla de diseño en Milton Keynes y es por ello que Red Bull incluso con la desazón de lo sucedido en Mónaco pudo ganar y presionar a Mercedes además de desbancar a Ferrari.

 

Si nos guiamos por la pretemporada, el secretismo de los energéticos deja muchas cosas al azar. Los cronos no impresionaron a muchos pero la opción de que se hayan guardado varias sorpresas será la esperanza que combinada a un propulsor eficiente, se proyecte en resultados concretos. De seguro, la idea es presionar a Mercedes aunque en esta oportunidad posiblemente tengan un objetivo bipolar: Afianzar un segundo lugar.

 

Ferrari: Confianza en sus métodos.

 

La ventaja de ser una corporación gigantesca, que tiene peso influyente gracias a su brutal marca y por supuesto, recursos a granel, es que puedes dar vuelta de tuerca a todo lo malo en poco tiempo. Eso, si tus dirigentes entienden la dinámica de los nuevos actores que la Fórmula Uno tiene desde hace pocos años. Sin ellos, Maranello habría reinado varios años seguidos más pero afortunadamente el arribo de Red Bull y la gendarmería alemana de Mercedes se lo impidieron.

 

Y no es desear que ellos no protagonicen en el tope, no. Es desear que el frescor de los nuevos tiempos generen nuevos líderes y métodos que se aparten de prácticas comerciales hostiles e influencias políticas exacerbadas. La biografía del ex mandamás Ecclestone explica bien este punto.

 

Marchionne ha admitido que sus ambiciones de un “reshuffle” intenso y despiadado han quedado en desfase. Es por ello que Arribavene y Raikkonen permanecen pese a que sus estándares siguen por debajo de lo que debería de ser.

 

La marcha de Allison es una pérdida sensible. Un genio de la comprensión del chásis como receptor de los beneficios de la aerodinámica. Pero, debió dejar diseñado por completo a la SF70H cuyo tránsito en pretemporada dejó un sabor muy bueno. Excelente fiabilidad y cronos de vértigos anuncian que el “cavallino rampante” no irá más a defender una posición de escolta. Con Vettel hambriento del 5to lauro y tras una temporada muy ardua, un monoplaza competente sería un bálsamo de oposición al dominio alemán.

 

La duda posiblemente se ciña en la carrera de desarrollo en donde hubo tanta decepción.

 

Como sea, nunca una Ferrari debe conformarse con no ganar.

 

Mercedes: No todo es tan fácil aunque lo pareciese

 

No habían terminado de apagarse las tensiones en Abu Dhabi ante la coronación de Rosberg cuando a los pocos días el rubio decidió de imprevisto colgar su casco ante el asombro generalizado dentro y fuera del equipo. Entonces, se inició una situación de búsqueda de reemplazo larga y laboriosa que finalizó con el fichaje de Bottas y la marcha del director técnico Paddy Lowe.

 

Mientras así ocurrió, James Allison fue recientemente incorporado desde Ferrari para suplir la marcha del inglés. Como se ve, el poder se mide en dinero y en capacidad de respuesta frente a decisiones álgidas.

 

La W08 desde que emergió de Brackley a la pista enamoró a todos. Fluída, agresiva, perfecta, compleja y al tiempo seductora. Los más o los menos entendidos sucumbieron a su estampa tan compacta como sorprendente. Pero luego vendría la confirmación de sus bondades: Más de 5000 kms de rodaje con buenos cronos y pocos contratiempos, confirman que nuevamente hay razones para creer lo que era un vox populi: Son favoritos.

 

Bottas, tiene la presión de ganarse el respeto de Hamilton apenas apaguen las luces en Albert Park. Lewis tiene la frustración del campeonato robado en buena líd por Rosberg. Lauda y Wolff lideran una estructura magnífica. Solo unos retrovisores con mucho rojo y azul en los espejos podrían crear un balance adecuado.

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Día a día

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s