Apuntes de Montreal y Baku.

Sergio Perez, Force India, Baku City Circuit, 2016

Ha sido un rápido y complicado periplo entre Norteamérica y el remoto mar Cáspio. Así son las cosas en la era en la que un anciano sin pudor de ambiciones, gesta con su indómita jefatura los movimientos que permitan acomodar un Gran Premio de nueva factura para consolidar un enorme calendario.

Si Montreal se esperaba como siempre como impredecible, Baku, también lo era. En el caso del circuito mas “Stop & go” de la Fórmula Uno desde siempre, la justa se resolvió con la consolidación del regreso de Lewis Hamilton ante la impotencia de una Ferrari nuevamente errática. El fallo estruendoso de la “suposición” táctica de Maranello ha puesto una nueva check en rojo para la gestión de Arribavene. Como en Australia, Vettel tenía auto para ganar esta carrera y es nuevamente un inciso de pista lo que alteró lo que debió ser un manual PDF de procedimientos. Si bien nadie objeta la superioridad de Lewis, su valoración mística de que “tenía la luz adecuada para que todo haya cambiado y siguiese así” duraría muy poco tiempo…

El Gilles Villeneuve acumuló pocos raspones al temido muro de campeones y poco mas. Bottas y Verstappen se lucieron con el finés regresando a Williams al podio, mientras Rosberg sucumbía timorato y arremetido por Lewis en la primera curva. La esperada lluvia no alcanzó y todo se resolvió táctica y técnicamente.

Las primeras imágenes del GP de Europa generaba escozor, curiosidad y hasta rechazo. La experiencia mesurada de Jenson Button cuestionaba la seguridad del circuito y le tildaba de un “retroceso”. Árboles, torreones, adoquines, edificaciones medievales que contrastaban con edificios de lujurioso modernismo. Rectas de un largo contra opuesto asombroso. Concreto, línea de carrera estrecha que cambiaba a sinuosidad inesperada. Alguien reveló que sorpresivamente ante el usual comedimiento del “arquitecto Tilke” la Fórmula Uno incluía una versión inédita de algo parecido al Gran Premio de Macau.

Ante las previsiones de una carrera con incidentes grotescos, se podía uno imaginar a Maylander convencido de que iba a entrar en escena. Y no ocurrió así. Fue una justa completamente pasiva, con mucha acción de DRS en la recta principal. Mas impresionante fue Valteri Bottas alcanzar los espectaculares 378Kmh aunque no oficiales el día sábado.

Esta vez, las cosas serían distintas para Hamilton. No hubo largada negativa porque en calificación desperdició lo que parecía un fin de semana perfecto. Fue Vettel quién tuvo que seguir la estela de un equilibrado Nico Rosberg. El rubio de Mercedes cruzó en ganancia con suma facilidad dejando a Sebastián en un s{olido segundo lugar y con un podio cerrado por el impresionante Sergio Pérez. “Checo” anexó una mas a su libreta de grandes rasgos para ser observado por alguien como Marchionne o quizás Claire Williams en el peor de los casos.

Si Button cree que la F1 se anexó un retroceso en términos de seguridad, mejor se diría que Ecclestone migró de la absoluta libertad evolutiva de Canadá al reino de la opresión conveniente de Azerbayan. Es una lástima. En todo caso, el “Baku” dejó un gran sabor en boca y quizás con los nuevos parámetros de la Fórmula Uno en 2017, tengamos cerca de 400kmh. Mientras tanto, Silverstone se asoma como un nuevo reto para los volantes de Mercedes. Uno, tratará de minimizar daños. El otro, usará su rebeldía, talento y divismo para nuevamente acortar la brecha. Es un asunto de estrellas.

 

 

 

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Día a día, Los "Después" de los GP

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s