Protagonistas en la Fórmula Uno 2016

 

Mercedes AMG: Con dos títulos al hilo y un dominio aplastante, el plantel germano se apunta para hilvanar una tercera temporada llena de éxitos. Deberá sortear la evolución de sus rivales en la comprensión de la tecnología en la que han marcado una diferencia como lo son los V6 híbridos. Mas allá de ello, tienen un plantel soñado técnica y directivamente  y una sólida dupla de pilotos. Hamilton, es ya un tricampeón consolidado, Rosberg tiene la presión de titularse y demostrar que no es un volante de segundo nivel con visos de genialidad pero incapaz de mantenerse en una tonalidad elevada y consistente.

A tomar en cuenta: Mercedes tiene mas de 20 años en la Fórmula Uno y recoge frutos de su persistencia y respaldo. El presupuesto no es problema para los germanos. La pretemporada demostró un nivel de tecnología y fiabilidad impresionante aunque el real ritmo del W07 aún esta por confirmarse.

En contra: El chásis ha evolucionado flexiblemente con el tiempo aunque en circuitos muy virados o con mucho “Stop and go” ha crujido en pos de sus rivales.

 

Ferrari SPA: La reconstruida estructura de Maranello no dará espacios a mas esperas: El objetivo es el título y su CEO ha explicado claramente que 2018 ya sería un “deadline” para haberlo ostentado. La SF16H es un monoplaza sorprendentemente distinto al del 2015, no ahorrándose tecnologías ni procesos fabriles para retar de tu a tu a Mercedes. Los recursos abundan, la experiencia y por supuesto un personal de primer nivel altamente comprometido y motivado. Vettel, se erigió como el líder que necesitaban desde los tiempos de Schumacher y ahora estará mas compenetrado con su equipo mientras Raikkonen posiblemente no tendrá mas oportunidad si en 2016 no muestra un nivel como el que ostentaba en Lotus antes de regresar.

A tomar en cuenta: Sergio Marchionne ejerce presión para que Ferrari obtenga el título mas tarde que nunca e insinúa que Alfa Romeo sería una buena idea en la Fórmula Uno. ¿Acaso tiene planes ocultos para Ferrari?

En contra: Aunque el nuevo auto tuvo una buena pretemporada, algunos problemas con el Turbo incluso en autos cliente (Haas) y ciertas incoherencias en la unidad híbrida le hicieron gastar mas tokens que ninguno en el tránsito de Barcelona a Melbourne. Por algo será.

 

Red Bull Racing: Tras una amarga disputa con Renault con quién se tituló cuatro veces en fila y que casi concluye con la catastrófica situación de una retirada por no disponer de propulsores ante sus arrogantes pliegos, los energéticos de Austria están listos con el RB12 que usará finalmente los motores galos rebautizados TAG Heuer. A último momento han creado alianza con Aston Martin lo cual refuerza recursos. Es una lástima que no consigan un propulsor acorde a un chásis que de seguro será de los mejores sino el mejor. Ricciardo y Kvyat son pilotos de primera línea, que estuvieron muy parejos en 2015 y el ruso intentará sacar de paso a “Dan” ya mas adaptado a la competitiva e innovadora estructura de Mateschitz.

A tomar en cuenta: No esperan luchar por el “front” que admiten entregado a Ferrari y Mercedes pero son buenas nuevas los elogios post-invierno a la planta de fuerza de Viry Chatillon lo cual puede significar un rendimiento en ascenso y un tercer lugar no tan apartado de los líderes.

En contra: El enorme nivel de auto exigencia impuesto desde su pilar, indica que si no consiguen un motorista que satisfaga las enormes exigencias del grupo, podrían abandonar la Fórmula Uno en cualquier momento tras reiteradas amenazas.

 

Williams F1: Los mas jóvenes olvidan la enorme historia del conjunto inglés, unos de los mas ganadores y persistentes protagonistas desde su llegada. Con una sólida factoría capáz de seguir fabricando chásis muy manejables y con una alianza tipo cliente por fin estable (En apariencia) con Mercedes, los de Grove no se hacen la idea de ir a pelear con los gigantes constructores sino de ir tras sus espaldas esperando pacientes mejores tiempos. El FW37 es una evolución no dramática de su predecesor que hizo buen trabajo en pretemporada. Mantienen la dupla Massa y Bottas. El primero en su curva final pero aún veloz y comprensivo de su trabajo, el segundo una promesa de ser protagonista a corto plazo con un material adecuado.

A tomar en cuenta: Tras muchos cambios de motoristas en los últimos años y luego de problemas financieros, han conseguido un punto de estabilidad notable y por tanto un resurgimiento en la tabla de constructores. El respaldo de Martini explica en buena forma su resurgir pero ¿Podrán progresar o aguantarán el embate de otros en ascenso?

En contra: Williams es un genuino “artesano” del deporte que ha intentado ramificarse. Sus cajas de cambio y desarrollos de frenos y sistemas de energía híbridos se ofrecen a otros, también hizo alianzas hace no tanto tiempo atrás con BMW en búsqueda de dinero fresco y mayor protagonismo pero… No ha sido suficiente para el reverdecer de aquellos dominios en la década de los 80 y 90. Claire al mando operativo del equipo necesita de tomar riesgos si quiere salir de su zona de confort y aspirar al liderazgo.

 

McLaren Honda: Ron Dennis interpretó asertivamente que si quería ir por el sitial máximo en el que muchas veces ha estado, debía aliarse con un constructor y apartarse de la zona inferior protagónica en la que quedó con Mercedes luego de romper sociedad. El detalle es que el primer año de dicha conjunción ha sido desastroso pese a los buenos recuerdos de tiempos pasados. Superada la peor jornada anual de su historia, se apresta a una evolución rápida y por ende el MP4/31 se mostró mucho mas prometedor durante invierno. Button y Alonso posiblemente constituyan la mejor dupla de pilotos en balance pero siquiera sus talentos pueden hacer magia ante los conflictos evolutivos en Woking. ¿Cuanta paciencia disponen para esperar protagonizar, especialmente el de Asturias? El tiempo va en contra…

A tomar en cuenta: McLaren contrató a Jost Caspitó que viene del mundo de Rallyes aliado a VW pero que aún no se ha incorporado al equipo. Honda por su parte, removió a su líder de proyecto en Fórmula Uno. Son buenas intenciones pero también un demostrativo del talante nervioso y apresurado por conseguir soluciones rápidas y radicales.

En Contra: Ha pasado mucho tiempo -excepción del inciso con Hamilton en 2008- desde que McLaren no es un serio contendor a los títulos y hablamos de finales de los 90. Aunque siempre son persistentes en victorias y podios, acumulan muchos autos fallidos, varios pilotos de máximo nivel rotados y hasta un fraude en espionaje. Si bien están ramificados de tal manera que tienen auto sustento e independencia, la carencia de resultados siempre atenta contra las alianzas de promotores (pese a los que se han agregado ultimamente)

 

Sahara Force India: Es un jóven equipo que nació a finales de 2007 tras recomprar a Spyker. En este tiempo ha mostrado algunos puntos luminosos pero aún no han podido ganar su primer Gran Premio. El conglomerado financiero que le compone vive problemas importantes no solo de dinero sino de asuntos legales que incumben a su máximo director Vijay Mallya. La estructura es sólida, técnicamente hacen autos veloces pero generalmente son inconsistentes en sus evoluciones ascendiendo en resultados cuando las temporadas van en declive. El VJM09 será una evolución tibia del 08 que debutó pasada la mitad de temporada pasada demostrando buen rendimiento. Sus volantes son notables, Nico Hulkenberg cuya calidad no se discute aunque tuvo un 2015 debajo de su compañero Sergio Pérez, muy inspirado y que parece rendir mejor en ambientes de menor presión. La zona media será de seguro el lugar natural para los monoplazas indios.

A tomar en cuenta: Ostentan motores Mercedes en un chásis que seguro tendrá buena concepción. El problema son los recursos traducidos en desarrollo. Su estructura técnica es longeva y estable. Si quieren dar un paso adelante necesitan mas dinero y una buena alianza con un constructor alterno a los actuales  lo cual luce improbable.

En Contra: Los problemas financieros y legales que atizan a Mallya son tan importantes que algunos creen que la sociedad que siempre ha sido algo conflictiva, podría implosionar en 2016. Han perdido la negociación con Aston Martin como un aliado de interés a manos de Red Bull.

 

Toro Rosso: Son un equipo creado para tener influencia política del grupo Red Bull Racing. Con un presupuesto limitado comparado a su matriz “A” hacen un sólido trabajo. James Key tiene buena responsabilidad de lo combativos que han sido el STR11 y del STR12 se espera lo propio: Un monoplaza competente. Como es un plantel que desarrolla pilotos para el equipo hermano mayor, las fricciones internas son enormes y las tensiones por lucir también lo son. Max Verstappen fue en 2015 uno de los novatos mas espectaculares que se recuerden desde los tiempos de Hamilton. Carloz Sainz tiene la presión de mejorar o desaparecer. Lo aburrido de este “team” es que pese al buen organigrama técnico no se le dan licencias de presupuesto que le podrían ayudar a ir mas lejos.

A tomar en cuenta: Han regresado a montar propulsores Ferrari y de ello se enteraron apenas semanas antes de la pretemporada. Tuvieron que afinar el diseño del nuevo auto en función del motor y aun así, tuvieron una pretemporada muy notable siendo el segundo equipo que mas kilometros rodó.

En contra: El retorno del propulsor Ferrari aparte de tardío, les condena a usar la última versión del motor de Maranello en Abu Dhabi 2015 por lo que están obligados a conseguir resultados en los primeros Grandes Premios del año antes de que sea demasiado obsoleto para poder desarrollarse el monoplaza.

 

Renault F1: Nadie en la Formula Uno ha sido tan presencial y camaleónico en los últimos años como la casa del rombo. En la década de los 90 brillaban como proveedor de motores, se retiraron y regresaron en la década del 2000 para asestar dos títulos con equipo propio. Migraron a ofrecer tantos propulsores fuesen posibles poco años después por considerar muy oneroso la dirección de un plantel de su propio pecunio. Cuatro títulos y buenos victorias fueron el resultado. Recompran la factoría que siempre usaron -Enstone- en 2015 y desaparecen el nombre por el que pugnaron hace pocos años atrás -Lotus- para nuevamente tener equipo propio y apenas compartir motores con la enemistada Red Bull los cuales serán renombrados. La movida, parece ser ir a la búsqueda de Ferrari y Mercedes en sus mismos términos de competición luego de la humillación con sus fallidos motores V6. Admiten que tomará tiempo. Jolyon Palmer y el ex McLaren Kevin Magnussen lucen como una dupla transitoria mientras en algún tiempo fichan a volantes de primera línea, a menos que los actuales evolucionen a ese punto.

A Tomar en cuenta: No existen ambiciones protagónicas para 2016. El RS16 se concibió mayormente bajo gestión Lotus. La nueva generación de motores dejó un buen sabor en boca durante el invierno. Se han guardado tokens para la pretemporada. Saben lo que hacen.

En Contra: Construir una estructura capáz de emular lo hecho bajo la dirección de Briatore en la década pasada tomará tiempo, recursos y paciencia. La directiva es renovada, el personal técnico brillante pero desordenado en las movidas de recompra. El reto con los V6 es grande luego de dos fallidos años.

 

Sauber: No son tiempos fáciles para el equipo suizo del noble y famoso “Tío” Sauber. Devuelto tras su compra de parte de BMW en 2009, ha hecho malabares  para conseguir recursos financieros. En los últimos tiempos, escándalos con pilotos a los que no se les cumple la promesa de correr, indican la precariedad existente. La gestión de la señora Kaltenborn es apenas subsistente. Pese a todo, sus monoplazas son correctos y sus prestaciones decorosas tomando en cuenta la ausencia de dinero para evolucionar de manera sostenida. Se repite la dupla Ericsson-Nasr en donde el sueco justificó en mejor líd su aporte económico durante 2015 mientras que el brasilero aunque opacadado por Verstappen, demostró talento, velocidad y precisión en su conducción. Mantienen el motor Ferrari en sus entrañas y la esperanza incolumne de ganar algún día y desde 1993, un Gran Premio.

A tomar en cuenta. Las instalaciones en Hinwill – Suiza son modernas y bien equipadas. El equipo mantiene un plantel técnico homogéneo.

En Contra: Su director técnico Mark Smith ha renunciado sin razón clara a poco del iniciar el GP australiano. El personal tenia pagos demorados apenas una semana previa al primer Gran Premio del año. Malas señales.

 

Manor: Stephen Fitzpatrick es el empresario irlandés detrás de la aventura de Manor. El plantel británico es una larga transformación pasando desde Midland y Virgin hasta llegar a Marussia. Para 2016 usarán motores Mercedes y han tenido mucho movimiento de personal destacando la incorporación de Nicholas Tombazis como jefe de aerodinámica. Su dupla de pilotos será el “pago” Rio Haryanto y el influido por Mercedes Pascal Wherlein. Según sus jefes inmediatos, el equipo “ha vencido el complejo de ser pequeño” para dar paso a una estructura con mas recursos y aspirando a salir del foso hacia la zona media de la parrilla.

A tomar en cuenta: El plantel debió ceder su sede original a Haas desde Marussia por una subasta, instalando sus gestiones en  Dinnington (UK). El monoplaza se nota mas trabajado en la mecánica e hizo decorosos registros en invierno.

En Contra: Un presupuesto ajustado y mucho personal removido incluso de cargos claves, influirán en la cohesión inicial del del equipo durante 2016.

 

Haas F1 Team: Tras su aprobación de ingreso en 2014, el equipo del norteamericano Genee Haas hace su debut en Fórmula Uno precedido de una pretemporada muy emotiva en donde su monoplaza se exhibió muy consistente y relativamente fiable. Haas Racing Developments tiene su sede en Kannapolis, lo cual le convierte en un genuino plantel norteamericano. Se destacan puntos álgidos como el chásis diseñado por Dallara y la dirección técnica del experimentado Gunther Steiner. Además, tiene una dupla de pilotos muy bien lograda: Lograron convencer a Romain Grosjean y se hicieron de los servicios de Esteban Gutierrez asumiendo así experiencia y juventud con madurez al mismo tiempo.

A tomar en cuenta: En poco tiempo, Gene Haas ha conseguido éxitos en la no simple categoría Nascar. Además, tiene asociaciones con proveedores de tecnología muy particular. La colaboración con Ferrari se dice estrecha.

En Contra: Todo equipo debutante en Fórmula Uno pareciese tener un 1% de probabilidades de éxito, máxime, cuando es una estructura con un organigrama que parte realmente de cero. El propio Gene Haas se ha quedado sorprendido de la “complejidad” de la Fórmula Uno y se mostró crítico por el excesivo “celo” de Ferrari cuando se le consulta por problemas en el motor. Y lo dijo en el paddock australiano.

 

 

 

 

 

 

 

 

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Día a día

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s