Temporada 2016 de Fórmula Uno: Cruzando dedos por la emoción.

Pocos en 1950 podrían haber creído que 66 años después, la Fórmula Uno seguiría recorriendo algunos de los incipientes trazados en los que los aficionados veían a costado de pista sus arrancadas, se ensordecían con sus motores y se aspiraban los gases del motor y la combustión. Así ocurre: Con un perfil indiscutible de organización y tecnología el gran “circo” alcanzará este año la cifra record de 21 Grandes Premios organizados cuando se toca el exótico destino de Baku bajo la membresia del Gran Premio de Europa.

Hoy día, nadie ve las carreras a pie de pista, ni ingresa a ella para correr al lado de un monoplaza ganador entregado la bandera de un país al piloto. Tampoco los autos vuelan por los aires, se incendian y matan a una docena de infortunados. Y sus protagonistas son hombres con cuidadas apariencias salvo casos excepcionales, que salen de sus monoplazas a descansar en motor home de ensueño y hoteles cinco estrellas. Tampoco hay llegadas en meta por milisegundos y los adelantamientos son inducidos. Los presupuestos hace 50 años necesitaban mas que todo un camión lleno de mecánica, pagar una docena de buenos salarios y poco mas. Hoy día deben contemplar miles de horas en túneles de viento, costosos estudios de flujo de aire, una plantilla de centenares de personas que comerán mariscos a la parrilla un fin de semana de Gran Premio y toneladas de tecnología, mercadeo, pugnacidad y diatribas técnicas.

¿Esta la Fórmula Uno en su mejor momento? Claramente no. Los problemas que adolece son de difícil manejo. Muchas canas grises en pugna. Un “CEO” que si bien tuvo el gran valor de elevar el estándar de la categoría a un nivel indiscutible también ha creado una maraña financiera en donde derechos comerciales, organización, repartición de dividendos aunados al enjambre de la federación internacional de automovilismo que enmarca un reglamento muy complejo de cumplir, lleno de vacíos y tozudez.

Es la era “híbrida” dominada por complejos motores de combustión con unidades de recuperación y aporte de potencia eléctrica. Unos costosos, admirables pero también radicales propulsores que volvieron al deporte en el éxtasis del dominio de la ingeniería, minimizando las reales habilidades de los pilotos. Además; Es la estocada para comprometer aún mas el lánguido esfuerzo de los artesanos en ganar y dejar a las grandes corporaciones con escasas opciones de hacerlo

Es Mercedes quién ha dado un paso adelante de tal magnitud que todos le miran con recelo y envidia. Los germanos desplazaron los todo poderosos Red Bull que luego de innovar con frescura y no poca controversia al tapete de equipos dominantes, fueron relegados por la gendarmeria mecánica de los teutones.

En 2016, pienso que lo mas interesante se resumirá a si Ferrari pudo concebir -Como insinuó- en pretemporada, un monoplaza capáz de batir a los persistentes dominadores de la Fórmula Uno. Angustias van y vienen porque aparte de los desaguisados técnicos y los egoismos preventivos de los protagonistas en preservar su dominio, la caída de la sintonía en TV dependerá en su reconversión en si Sebastián Vettel tendrá opción de batir a Lewis Hamilton, dos portentos de estos tiempos con poca duda.

El nuevo y apresurado sistema de calificación colocará sazón desde el inicio de temporada. Mas adelante lo será el compuesto “ultra blando” de Pirelli. No olvidar el debut de Haas que ha impresionado favorablemente en el invierno y que seguro, apretujará la grilla pese a que los remozados de Manor se han garantizado seguir en evolución.

Finalmente; El monólogo de McLaren y Honda deberá demostrar la evolución que se espera. Y Max Verstappen seguirá captando la atención luego de un imponente 2015.

Necesitamos pugna y emoción. Buenas noticias para que en el futuro inmediato la Fórmula Uno, imperfecta, estrambótica pero con historia suficiente para consolidar su jerarquía; Siga superando las adversidades.

 

 

 

 

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Día a día

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s