Motores: El “quid” de la Fórmula Uno.

 

Aunque pocos seguidores de la Fórmula Uno apoyarán aún hoy día el cambio de los V8 de aspiración simple a los V6 Turbo híbridos con complejas maneras de entregar la potencia a coste elevado y modales demasiados refinados, lo cierto es que tras dos años aquella decisión la misma ha trastocado de manera trascendental la importancia del corazón y alma de un auto de carreras -su motor- y dejado atrás la oprobiosa aerodinámica que -por cierto- podría sufrir un segundo embate con el esperado retorno del “efecto suelo” en 2017.

Tal aseveración encuentra asidero en lo ocurrido esta primera semana de Diciembre apenas terminada la temporada 2015 y con dominio para un equipo cuya génesis de éxito radica en haber interpretado justamente mejor que los demás las normativas de concepción de propulsores.

En primer lugar, Renault regresa  al  papel de constructor unitario en Fórmula Uno luego de pasearse por estrategias variadas en los últimos tiempos. Hace justamente 20 años el V10 de válvulas neumáticas se consolidaba en el horizonte como la referencia que permitiría el dominio hasta 1997 ligados a Williams y en menor grado a Benetton. Entonces, los avances no tanto de propulsor sino de alianza entre McLaren y Mercedes abrirían una corta brecha que llevó a los franceses a idear una retirada “en cabeza” a sabiendas de que no podrían enfrentar la caballería anglo germana. Apenas poco después, las cosas cambiaron en función de organigramas, abultados presupuestos y Ferrari aplastaría la primera década del segundo milenio con autoridad. Renault regresaría como constructor completo y asestaría dos títulos a manos de la controvertida gestión Briatore y con Fernando Alonso como punta de lanza. Mas adelante, un poco de inestabilidad en Ferrari permitió brillos aislados de los italianos con el campeonato de Raikkonen y McLaren con Mercedes por fin hizo lo propio con Lewis Hamilton además del inciso de Brawn GP (Mercedes) con Button. Entonces, nuevamente Renault cambió de maneras convirtiéndose en el principal ofertador de motores en la segunda década y centrando esfuerzos en Red Bull que con su innovadora filosofía y Adrián Newey dirigiendo una afinada orquesta técnica, propulsó cuatro lauros consecutivos traducidos en sendos campeonatos y reforzados por ocasionales logros de Lotus y los recursos recibidos al además proveer a equipos medios y pequeños de la grilla.

Si bien el V8 francés no era concebido como el mas potente si era el mas flexible y de menor consumo. Cuando llegó el cambio impuesto por FIA a los inesperados y radicales V6, la marca del rombo estaba sin herramientas ni tiempo para concebir un giro tan grande luego de entregar lo mejor de sí a los energéticos de Austria. Hoy, dos años después, un persistente déficit de mínimo 40hp y sendos problemas de fiabilidad mayormente superados le han obligado a morder el polvo y de ello se resintieron sus clientes que no dudaron en poner en público desagrado la nueva escena. La confrontación llegó desde Red Bull y Renault siempre a manos de Carlos Ghosn ha decidido entre una retirada por la puerta de atrás (A diferencia de lo que hizo en 1997) persistir , pero esta vez, regresando al esquema del que huyó en 2007 cuando prefirió delegar al equipo en las manos de Gerhard López que mas tarde lo transformaría en Lotus. Para esta oportunidad Renault ha recomprado su accionar en Enstone -La factoría que siempre fue una especie de arriendo y comodato a Lotus- y anuncia resultados en un sensato horizonte mínimo de tres años. Cinco necesitaron Red Bull y Mercedes AMG como dato.

Red Bull seguirá entonces con los propulsores galos cuando parecía que todo estaba echado a la suerte adversa. La influencia segura de Ecclestone ha convencido a Ghosn de lo contrario y los chicos de Mateschitz renombrarán su alma mecánica con la marca “TAG Heuer” -quién lo diría- los que alguna vez hicieron similar papel tapando los propulsores Porsche en su entonces jóven relación con McLaren. 30 años después, TAG se ha cansado de las promesas de Ron Dennis que también esta en una encrucijada de motores: Cruzando los dedos para que Honda de un salto cuántico suficiente para calmar a los pocos patrocinantes que aún permanecen en los dorsales de los autos de Woking tras un primer ensayo desastroso en 2015. A simple vista, una no mejora de al menos cinco filas en la grilla 2016 podría generar un cisma de dimensiones catastróficas en la errática escudería de Mr Dennis que apostó a su alianza con los nipones para no conformarse con hacer un papel de relleno. Muy valiente pero quizás muy arriesgado para estos tiempos, tomando en cuenta que Honda no ofreció nada positivo antes de retirarse con el fracaso de su intento de gestión completa en los que también se incluyeron BMW y Toyota. Y eso fue apenas escasos cinco años atrás.

Mientras todo esto ocurre, Mercedes y Ferrari vetaron la introducción de un V6 “independiente” de bajo coste que FIA ofrecería a todo aquel que no quiera dejar una tajada enorme de dinero en pagar por los mejores propulsores que a fin de cuentas solo les permitirán figurar pero no aspirar a títulos. Es el caso hoy día de Williams o Force India por solo mencionar algunos. La interesante apuesta era designar a un constructor alterno que fabricase propulsores de 2.2lts biturbos y menor complejidad técnica con costes baratos que garantizarían a todos la disposición de un motor sin ser aliados exclusivos de los fabricantes.

Ecclestone, ha anunciado que intentará llevar la idea a cabo a como de lugar, saltando normas democráticas y pidiendo a los grandes que miren “al futuro” algo que hace gracia en este sagaz anciano que en esta oportunidad parece tener razón pero que en otros aspectos sigue actuando como un primitivo magnate ligado a la mafia de los años 70.

Lo cierto es que el corazón y alma de un Fórmula Uno traducido en metales lubricados es el asunto medular hoy día. La obtención de logros -victorias- pasa otra vez por válvulas, unidades de recuperación de potencia, turbos, combustión, electricidad y consumos ajustados. Sin embargo, allá afuera, en las gradas o en los televisores inteligentes de salas de casa el silencio de funcionamiento y el perfeccionismo de ingeniería que exhiben no impresionan, por el contrario, aburren.

 

 

 

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Día a día

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s