El insípido sabor del telón final.

 

Foto: Si sigo aquí, me quedo en McLaren, dijo Alonso (Reuters).

Varios monoplazas dan “donas” cual “Road Show” que eran mirados con antipatía por la FIA (De hecho hay regulaciones que deberían impedirlos)  al término del Gran Premio. Fuegos artificiales espectaculares iluminan el cielo. La impecable concepción del entorno en la danza de millones de un emirato con derroche de dinero vuelve a dejar atónitos a propios y extraños. Figuras de arquitectura que combinan el modernismo con la lujuriosa vida de Abu Dhabi. Iluminación de cada lugar sucinto a la penumbra. Vida alborozada en los yates que circundan la Marina. Y sí, vacíos. Sillas y gradas medio vacías. Escaso o nulo bramido del público.

Es el telón de la Fórmula Uno 2015. Tan perfecta como insípida. Tan monotemática como silenciosa. La lucha interna del único equipo que realmente tuvo un nivel excelso deja abierta una interrogante no es motivo para aplausos, mas bien, para suspicacias. Atrás, los míticos de Ferrari se dan por satisfechos con sus 16 podios y tres victorias siempre teñidas de talento germano. La lucha en pista fue rara, el rigor alemán se siente protector de la marca de la estrella de las tres puntas. El “style” de Hamilton derrochando desinhibición fue parte del espectáculo.

Muchas canas grises debaten el futuro inmediato. Los grandes tienen poder de “veto” un que se le escapó al todo poderoso Ecclestone. El 2016 luce grisáceo en el horizonte. ¿Quién en su sano juicio de protección de finanzas querrá ir a un Gran Premio en cuatro meses? ¿Para qué? Mientras llega el efecto suelo y mientras FIA y Ecclestone intentan aprobar el motor independiente con alguna argucia, la única manera de que la temporada que se viene tenga interés es que Ferrari haya igualado el ritmo de Mercedes. Va en esa tónica pero no luce probable.

Mientras tanto 4 meses es muy poco tiempo entre patrocinantes que exigen mimos, pocos kilometros de pruebas y mucho dinero necesario. Incluso viéndolo bien será impropio derrochar millones en monoplazas que podrían no servir para nada en 2017.

 

Anuncios

2 comentarios

Archivado bajo Día a día

2 Respuestas a “El insípido sabor del telón final.

  1. Víctor J. Fdez. Bruña

    Sólo hay que ver como acabó ordenada la clasificación general de pilotos: en el top10 los compañeros de equipo van seguidos seguidos y separados de la siguiente pareja de pilotos por un buen puñado de puntos.
    La F1 debería de ser un deporte en el que compiten pilotos y coches, pero hoy en día la calidad del piloto se ve nublada por la gran diferencia que hay entre motores.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s