Max Verstappen y su victoria antes de tiempo.

 

Raras veces, muy raras; Un “rookie” genera un impacto en la Fórmula Uno como el que ha gestado Max Verstappen, el holandés que ya sacudió los cimientos del deporte al llegar en plena pubertad y sin licencia para autos de calle. Con su dentadura que le infiere un aspecto poco agresivo, su delgada contextura propia de un adolescente activo y sus pómulos que muestran la incipencia del desarrollo hormonal que esta en pleno suceso, Verstappen ocho meses después, tiene a propios y extraños maravillados.

¿Y que tanto hace? Sencillo: Lo que se debe; Conducir con arrojo, determinación, agresividad modulada y ofrecer resultados sin complejos de tener un auto que le impida ganar y siquiera acercarse al podio.

Mas allá de su innegable talento, Verstappen es una clara muestra del cansancio del espectador hacia los pilotos con dotes de ingenieros, perfectos, calculados, con poca motivación si el auto no da para mas. Ahora mismo, Max es la antítesis por ejemplo del hastío que exhibe Fernando Alonso. Se divierte, corrige, se equivoca, insiste, comprende, exhibe. Hace de todo y lo hace bien, muy bien.

Pero este debut es apenas eso, un gran debut. Su “coronación” ocurrió en Interlagos, Brasil donde ha sido tratado por prensa y fanáticos como un auténtico ganador e incluso ha recibido la comparación con Lewis Hamilton, otro fastidiado que argumentó con pasmoso tedio que “era imposible adelantar en este circuito” al referirse a Nico Rosberg. Cual si fuese el mismo principado de Mónaco.

Por supuesto, Verstappen tiene un larguísimo camino por recorrer. Su brillante talento confirma el nivel del programa de talentos de Red Bull. Su desempeño un motivo mas para la permanencia de los juguetes de Mateschitz. Su osadía una prueba para tanto volante insípido que no arriesga mas de lo necesario porque sus “Ingenieros” lo sugieren. Ahora, todos claman porque reciba un auto competitivo a futuro inmediato. Y entonces Mercedes o Ferrari chasquean sus colmillos.

Falta mucho. La envidia, la presión, su genética… Max no lo va a tener fácil pero es una de las mejores razones por la que ver la Fórmula Uno en la zona media de la grilla y especialmente en los próximos años por venir.

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Día a día, Max Verstappen

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s