¿Es Ferrari una movida ideal para Sebastián Vettel y Viceversa?

Poco antes del telón del campeonato mundial de la Fórmula Uno, la atribulada Ferrari anunció con pragmatismo el fichaje de Sebastián Vettel y por ende confirmó lo que era un secreto a voces; La salida de Fernando Alonso al que el germano sustituye.

No voy a comentar si Alonso debió o no permanecer en Ferrari porque esperaré a que McLaren anuncie su fichaje. Lo que si me parece pertinente es analizar el porqué Maranello confía en que Vettel guíe sus derroteros hasta estabilizar la brújula perdida desde 2007.

Es muy evidente que Vettel era ambicionado desde hace tiempo por Ferrari. El mismo Di Montezemolo hace algunos años dijo que Sebastián era “ideal” porque aparte de sus innegables atributos como la velocidad, preparación y sapiencia, guiaba con éxito a un equipo al campeonato del mundo.

El tiempo pasó y Ferrari y Alonso terminaron mutuamente hastiados el uno del otro. Si partimos de que Michael Schumacher fue la notable punta del iceberg de una lubricada maquinaria de técnicos que hacían de los bólidos rojos maquinarias altamente perfeccionadas, en Vettel se busca algo similar. Ferrari quiere que el piloto gerencie, se involucre, tome decisiones y exija al equipo a tener un auto acorde. El caso de Alonso parece distinto: El principe de Asturias es con poca duda un completo competidor, brillante estratégicamente, táctico y capáz de de mantener una consistencia no igualable por sus rivales a lo largo del campeonato. El detalle es que no es un hombre “técnico” perteneciendo al tipo de pilotos que quiere un auto competitivo y el colocará todo el resto.

En su momento, Schumacher trabajó profundamente para hacerse “Indispensable” en el equipo. Era una punta de lanza, un arpón preciso y filoso pero eso sí: Involucrado en cada detalle de su auto.

Vettel es famoso por su laboriosidad. No oculta que Schumacher es su ídolo y ha tratado no pocas veces de involucrarse en detalles técnicos sobre el funcionamiento de todos sus Red Bull que tuvo a la mano. Además, puede ser despiadadamente feróz en pista con sus rivales incluso dentro de su equipo.

Sin embargo, cuatro años consecutivos de glorias quedaron abruptamente interrumpidos por lo que vimos en 2014: ¿Qué ocurrió? ¿Que se hizo Vettel? Ricciardo apenas arriba al equipo aplasta a su compañero contra todo pronóstico. Vettel al marchar a Ferrari en estas condiciones deja tamaña interrogante ¿No tenía motivación? ¿Le cambió tanto el auto a su estilo de conducción? ¿Influyó su matrimonio? ¿Esta agotado tras un trabajo imparable? Recordemos que es el único campeón mundial con cuatro titulos de manera consecutiva.

Vettel es muy joven y tiene un futuro aún inmenso por delante. No tiene presiones que si dispone Alonso, enfrascado en cumplir su meta de tricampeón. El rubio germano puede tomarse su tiempo estabilizar, guiar, conducir y soportar los continuos desvaríos ferraristas hasta alcanzar la gema. Pero allá afuera están sus rivales, los enconados Alonso, Hamilton y especialmente Ricciardo que algún trauma pudo dejar en la psiquis del tetracampeón. Y no por nada esta Raikkonen que casualmente y junto a él, confinan la pareja ,mas desilusionante en rendimiento de una temporada en años recientes. Vaya…

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Día a día, Sebastian Vettel

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s