Vettel decide convertirse en el tifón del mercado de pilotos.

 

Desde hace mucho rato el mercado de pilotos ha tenido una exagerada oleada de rumores. La llamada “Silly Season” ha sido francamente fantástica desde 2013. Pero cuando Mark Webber anunció su salida dejando un precedente de decisión autóctona de por medio, Red Bull no se inmutó. La razón es que Helmut Marko, esta especie de pirata en apariencia con una mentalidad robótica y responsable del programa de formación de jóvenes pilotos mas ambicioso que el mundo de monoplazas haya conocido, había conseguido finalmente su deseo: Deshacerse de un “buen” pero “promedio” opositor al diamante de Sebastián Vettel. A fin de cuentas, tenía en su botija varios apellidos para suplirle a placer.

Red Bull escogió para dudas de muchos a Daniel Ricciardo y ya vemos el resultado: Tres victorias y una persecución a distancia de los Mercedes. Ha palmoteado a un Vettel ¿Exhausto? ¿Decepcionado? No sabemos. Pero es un hecho que Sebas ha tomado una decisión rápida: Abandonar al equipo y por ende, a la entidad que tanto le ha ofrecido desde su precoz adolescencia. Algo parecido pues a la marcha de Hamilton de McLaren.

Hamilton, se asfixió del ambiente en Woking y ahora lidera el campeonato del mundo en apenas su primer año en Mercedes. Vettel -Dado por hecho que va a Ferrari- ¿Disfrutará de lo mismo? No creo.

No creo porque simplemente Ferrari esta inmersa en una cantidad de cambios tan profundos que conseguir el equipo “ideal” al estilo de inicios del 2000 con Schumacher tomará su tiempo. Y es aquí donde se marcan las diferencias: Vettel, arribará buscando un reto, teniendo posibles garantías de preferencias que Red Bull no quiere otorgar (Algunos creen que su bajo rendimiento en 2014 es una clara inclinación a Ricciardo) y por supuesto un contrato jugoso y lo que significa desde siempre ser un volante del equipo rojo.

Pero Vettel es jóven, determinado, indudablemente brillante y disciplinado. Si Ferrari quiere con o sin Di Montezemolo emular la era Schumacher, él es la elección ideal.

La movida de Vettel es rápidamente suplida en Red Bull por el ruso Daniil Kvyat. Esto quizás sea mas impactante que la propia movida de Vettel ¿Porqué? Porque además será compañero de Ricciardo y apenas cumple su primer año en Toro Rosso. Kvyat, no propiamente esta “apaleando” a Vergne y es similar a lo que el francés hacía con Ricciardo exhibiendo un rendimiento muy similar. Pero nuevamente, la calidad objetiva del programa de pilotos de Red Bull ha tenido aparente razón con “Dan” mientras Vergne parece condenado a salir tan meteóricamente como ingresó. Lo mismo que aconteció con Buemi, Alguersuari y Klien.

Toro Rosso tiene ahora una vacante y se pregunta uno si podrían virar en la permanencia de Jean Eric -Visiblemente impactado por su salida- o bien, ascender a los defenestrados en el teórico orden que muchos creían. Me refiero a Sainz Jr y Felix Da Costa.

Bien, la Fórmula Uno tiene un nuevo ingrediente que vigorizará las audiencias. Pueden estar seguros que Mr Bernie mira todo esto con sonrisas. Ahora queda saber lo que hará Alonso cuya opción no parece sino una: McLaren. Quién lo diría.

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Daniel Ricciardo, Daniil Kvyat, Día a día, Sebastian Vettel

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s