Campeones en apuros (2): Kimi Raikkonen

Luego de titularse en 2007, la carrera de Kimi Raikkonen en la Fórmula Uno tuvo un giro especial. 2008 y 2009 fueron años difíciles marcados por la no competitividad de su material en Ferrari. Mientras tanto, en Maranello aparecía la sombra de Fernando Alonso con su gran talento y un soberbio patrocinio. Kimi, pese a ser tremendamente popular en la afición y tener visos de una personalidad iconoclasta, salió en silencio desde la mítica escudería italiana suplantado por el bicampeón español. No había mucho consenso del “Porqué” del cambio pues a rasgos amplios su talento parecía muy similar al de Alonso pero lo cierto es que fue arreglado con un buen pago y decidió aceptar la salida de Ferrari y por ende, de la Fórmula Uno.

 

Su ausencia se dejó sentir. Sus muchos seguidores siempre a gusto con su estilo rudo, nítido y veloz de conducción extrañaban además su actitud llena de monosílabos, sus ocasionales sonrisas, sus consabidas juergas fuera de pista y alguna respuesta fuera de lugar ante preguntas absurdas.

 

El tránsito por el mundo de Rallyes WRC y la NASCAR Nationwide/Truck lo hizo a modo de divertimento pero no se encontró con los éxitos que ostentó desde niño en los monoplazas. Varios equipos F1 comenzaron sondearlo para traerlo de vuelta y fue Lotus la que le convenció con un proyecto a su entorno para participar en el año 2012. Kimi, que se había mostrado dubitativo finalmente accedió. No había mucho que hacer allá afuera.

 

Con una victoria y seis podios en su retorno, el fines conocido como “El hombre de hielo” por su gélida estampa nórdica, corroboró la plenitud de condiciones impresionando a todos. Raikkonen, exprimió al máximo a su Lotus E20 aunque claramente cómodo con un equipo evidentemente centrado en sus peticiones y un auto muy bien diseñado por la factoría de Enstone.

 

Kimi entonces, comenzó a ser observado por los “grandes” del circo. Lotus tenía serios problemas financieros y los esquivó con un poco de malicia y suerte pudiendo desarrollar el auto lo mas posible. Con un tercer lugar del campeonato obtenido en este 2012, Raikkonen hizo palidecer las excusas de que los pilotos que se desincorporaban tenían nulas posibilidades de regresar en buena forma. Fue una dura lección para Jacques Villeneuve y muy especialmente para Michael Schumacher.

 

2013 fue una temporada cargada de intensidad extrema. Nuevamente ganó en el Gran Premio apertura –Australia- y obtuvo hasta siete podios, cinco de los cuales los hizo en segundo lugar. Sin embargo a medida que avanzaba la temporada, Raikkonen confirmaba que en Lotus podía figurar y eventualmente ganar pero jamás pugnar por el campeonato. La crítica situación financiera del equipo le impidió recibir su pago a tiempo y no participó en los dos últimos Grandes Premios excusándose en dolencias en su espalda que ameritaron su intervención. En realidad, Kimi estuvo sondeado por Red Bull y finalmente y contra todo pronóstico fue fichado por Ferrari que lo trajo de vuelta bajo la tormenta que Di Montezemolo tenía con Alonso. Para muchos la decisión del dirigente ferrarista tenía como misión “castigar” a la vedette del equipo. A Raikkonen poco le importó que fuese despedido en 2009 justo para dar paso a Alonso. Tampoco le interesó la esquiva tendencia de Ferrari en hacer un auto realmente capaz en la era post Schumacher. Quizás hasta pensó que podía destruir a Alonso y demostrar que el problema no era el equipo sino el hispano.

 

 

Malas nuevas para Raikkonen: No solo está en un equipo con brújula perdida que ha prescindido como mejor prueba de ello a su director deportivo en plena temporada. El volante de Espoo apenas ha conseguido hasta la cita del Gran Premio alemán 19 unidades frente a las 97 de su compañero de equipo. Marcha duodécimo frente al 4to lugar que exhibe Alonso que fue capaz de subir al podio en China. Desconcertado y más hostil que nunca con los medios que no dudan en punzarle para sacarlo de control, Kimi espetó antes del Gran Premio inglés que podría dejarlo todo hasta 2015, pésima señal como lo ha dicho su compatriota Mika Hakkinen que además le ha advertido de que esto hará que automáticamente Ferrari se enfoque en Alonso.

 

 

¿Qué ocurre con Kimi y Ferrari luego de que los temores de que colisionara con Alonso se han desvanecido casi por completo al muchos imaginar luchas espectaculares entre ambos? Difícil saberlo. Si su contratación fue para colocar a un “peso completo” al lado de Fernando, es poco racional creer que Kimi no recibe igualdad de material, de estrategias o valores técnicos. De hecho, Kimi difícilmente se reservaría esta condición y seguramente no dudaría en hacer temblar a Maranello con sus desplantes sin temores a la condición ortodoxa de la dirigencia ferrarista. Lo otro, es más factible y se basa en que en equipos inestables y no focalizados, Kimi es débil, y recuerda su pasantía con Montoya a su lado en McLaren en donde de todos modos era más competitivo. Finalmente, algunos argumentan que la base de diseño de la F14T es pensada en Alonso que tiene cuatro años en el plantel italiano y no se ajusta al estilo de pilotaje del recién llegado.

 

Kimi está en apuros, es un hecho. No quiere salir de la Fórmula Uno sintiéndose derrotado aplastantemente por su coequipero, arrastrando el duro peso del fracaso. Su misión era más que someter a Alonso, pugnar por otro campeonato del mundo. La cuesta luce muy empinada y la relativa solidez mental de Kimi se desbarata ante monosílabas y groseras reacciones de hastío e indiferencia…

 

 

Rubén De Almada

@F1Blogprix

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Día a día

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s