Rush: Mas vale tarde que nunca

” ¿Entonces ganaste un título y ya, eso es todo? Hay que seguir, trabajar, quiero volverte a retar”

-Niki Lauda en el final de Rush a un James Hunt evidentemente “satisfecho” con el título conseguido y punto.

No parece aceptable que habiendo pasado el furor tras su muy entusiasta puesta en cartelera, ahora, meses después es que haya visto “Rush” en la comodidad de mi hogar. El film dirigido por Ron Howard, se basa en la excepcional rivalidad entre Niki Lauda y James Hunt y describe la evolución de la misma desde su nacimiento -En la F3- hasta la electrizante temporada dr 1976.

Para los que no vivimos esa temporada -Tendría quién suscribe apenas 6 años- y sobre todo los jóvenes de estos tiempos, especialmente los chicos “Pro Schumacher”  ver esta película te alienta, te excita, te abre la mente. En principio, lo primero es que tácitamente se acepta que el “comprar asientos” es algo muy longevo pues Niki Lauda lo hizo para alcanzar la estabilidad en BRM. Lo segundo, es que moría -cual cosa normal- un 10% de la grilla de corredores anuales, es decir, dos de cada 20. Los autos eran lo mas esenciales y peligrosos imaginables. No superaban los 270kmh frente los 340kmh de hoy día pero eran muy distintos entre sí, con efecto suelo, sin influencia aerodinámica que no sea mas allá de la sustentación y efecto suelo, con un gran tanque de combustible en donde literalmente ibas sentado. Con un cockpit en el que apenas entrabas, con una maraña de componentes mecánicos e hidráulicos que marginaban al sistema eléctrico y donde los controles electrónicos eran inexistentes. El “plus” por ejemplo de Lauda al ser fichado por Enzo Ferrari fue el trabajo que hizo en BRM en donde su personalidad meticulosa, centrada, ordenada le llevó a girar instrucciones para disminuir el peso y ganar dos segundos por vuelta.

Rush, pone no solo lo antes sino el contexto del entorno en primer lugar. James Hunt era un mujeriego, juergero y adicto a los peores vicios de una manera abierta. Lauda se mantenía al margen, prefería el bajo perfil y solo se desestabilizó después de su desgraciado accidente. La rivalidad nace de una manera pura y dura, sin redes sociales, sin azuzados de terceros. Se gestó en categorías emergentes, explotó en la pista de Formula Uno.

Todos estos excesos encontraron la inflexión en el grave accidente de Lauda. El austriaco parecía acabado y regresa en cuestión de semanas cuando un duro tubo de aluminio era imbuido en sus pulmones para extraer sangre contaminada. Y él “conejo” pedía que dichas sesiones fueran mas extensas para recuperarse mas rápido y anular la posibilidad de que James Hunt se titulara. Casi lo logra por dos puntos. Dos puntos que ofertó ante una épica batalla final en Japón donde abandonó por los temores propios, algo a lo que no pudo sobreponerse: El infierno del peligro que significaba correr bajo lluvia con estos autos tan primarios y al tiempo fascinantes.

Si usted como yo no ha visto la película bien vale la pena hacerlo. Si usted por casualidad no le importa mucho el mundo de la Formula Uno de esa década de los 70, idem le recomiendo hacerlo para que la adrenalina le fluya y para que sepa que hacer con su vida si tiene alguna pasión a la que quiera dedicarse por completo. Hace poco hablamos del vigésimo aniversario de la muerte del genio Senna. Ahora, y sobre todo después de ver a Rush, cada vez que usted vea a Niki Lauda al mando de Mercedes, seduciendo veladamente a Hamilton, paseandolo en sus aviones de colección, debe sentir máxima admiración por tamaño tipo. Respecto Hunt, con un camino distinto que cobró su existencia apenas a los 45 años, de todos modos vivió en ese tiempo lo que otros no han hecho en 80.

Como film creo que “Rush” es una película destacada, no para ganar “Oscar” como Lauda le sugirió expeditamente a Ron Howard, pero bien hecha de manera general. La magnífica recreación del ambiente desde los autos, pasando por circuitos y efectos bien logrados y la perfecta elección de protagonistas y cotitulares, le harán salir con una añoranza por los 70 indudable muy duradera…

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Historia y anécdotas, Pilotos varios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s