¿El último Gran Premio español? Memorias de una victoria especial.

 

En los albores del Gran Premio de España 2019, el rumor ya confirmado por fuentes serias (Mas aún no oficializado) es que el “circuit” de Cataluña se cae del calendario. Tras muchos años como cita infaltable y sinónimo de visita al continente madre de la Fórmula Uno, la ausencia de Fernando Alonso, ese fenómeno de masas que hizo al país ibérico una referencia en estas lides, parece el detonante para hacer colapsar al trazado en las afueras de Barcelona.

Los otros aderezos bajo los que la excusa se cierne, es su organización mejorable, la obsolescencia de sus instalaciones y accesos además del tema financiero: El estado y el ayuntamiento colocan mucho dinero. Los réditos no son precisamente jugosos.

En 2013, asistí a la victoria de Alonso. Fueron 4 paradas en boxes y aún así el principe de Asturias ganaría con Ferrari desbancando una pole de Hamilton con facilidad. Eran aún los V8 que frente a la tribuna principal trituraban los límites de los decibelios y obligaban a colocar protectores auditivos tras un rato en escucharles. Vi la clasificación en tribuna y el resto del fin de semana, me pasee por Pelouse (En las libres) y nuestra silla real, una grada en la salida de boxes muy recomendable pese al inclemente verano en Montmeló y la estrechéz de los asientos, especialmente con las 90mil almas el día de la carrera.

En los interiores del circuit, cerveza y unos sanduches repetitivos. Baños bien repartidos y el famoso “Mechandising” de la Fórmula Uno. Un detalle, en las afueras del circuito, caminando a tomar el Renfe, se conseguían la mayoría de los “souvenirs” a mitad de precio.

El circuit no es el mejor lugar para ver la Fórmula Una con poca duda. La carrera fue procesional y la GP2 parecía ofrecer casi el mismo nivel de espectáculo tanto en máquinas como en paridad. La copa Porsche tuvo como invitado a Sebastián Loeb que además ganó. En la mayoría de los asientos tienes que recurrir a las pantallas gigantes pues te pierdes el otro 60% del Gran Premio.

El coche que sonaba mas hermoso era el Red Bull Renault y el mas espantoso el Caterham… También Renault. Parecía una especie de transformador eléctrico en corto permanente.

Fue una gran experiencia y ahora uno tiene una cierta desazón al imaginarle fuera del calendario. El fenómeno Verstappen en Holanda, las promesas de un Zandvoort “remixed” y los negocios de Liberty Media (Que no parecen menos crueles que los de Ecclestone) se ciernen además incluyendo a Interlagos en la salida del calendario.

Mientras tanto, Alonso ya no está en 2019 y Sainz aún no arrastra pasiones además que no tiene material en el mismo auto que la aficción aprendió a odiar: McLaren.

Pero sí estarán Bottas desafiando a Hamilton que ya revela que sus “reglajes” le han sido copiados por el cambio de ingeniería. También las Ferrari con una anticipada evolución del motor buscando con desespero quebrar el invicto y la hegemonía de los plateados. También llegan las nuevas buenas con los motores Renault y Honda.

Los de habla hispana asisten confiados a Montmeló año tras año. A pocos kilometros hay pulpo a la gallega y Estrella Galicia a borbotones. Hay las Ramblas, hay la Sagrada Familia. Hay ambiente lleno del fervor hispano pero… No va mas.

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Día a día

Apuntes desde Shanghai a Bakú

 

Resultado de imagen para BAKU GP

Del dominio de Mercedes:

No cabe duda, este campeonato va encaminado a un dominio pleno de Mercedes. El mejor auto, la mejor estructura y para variar, el componente humano de los pilotos mas acerado con el “New Bottas” que si bien ya es segundo en el campeonato, sigue ejerciendo presión sobre Hamilton lo cual no es poca cosa. La “doble atención” de los W10 en boxes no es poca cosa, prueba hasta donde llega la sinergia de los plateados, cuán precisa es su planeación técnica y la empatía de su dirigencia interna. Por demás, Hamilton ha asestado otra demostración de vigencia y dominio.

 

——————————————————————————————————————————–

Del asunto jerárquico y técnico en Ferrari:

El debate de algunos, es el tema jerárquico de los inocentes pilluelos de Maranello. No ha habido en la historia de la Fórmula Uno un equipo mas macabro en la manera de manejar sus intereses a costa de sus pilotos que Ferrari. En tiempos recientes, apellidos como Barrichello o Massa fueron la mejor muestra de desparpajo. En Ferrari se corre por y para los intereses del equipo como también del piloto que haya firmado el contrato con mejores prebendas, condiciones que generalmente se deciden cuando el mismo arrastra quilates como victorias y campeonatos. Fue el caso de Schumacher o de Alonso.

El meollo radica en que estamos viendo una “Nueva” Ferrari (En teoría). Estamos viendo al legado de Marchionne lo cual significó la firma de un prospecto sin victorias, ni podios , lo único que ostenta es el “visto bueno” de su crecimiento bajo la academia. Una reproducción pues a menor grado de la escuela de pilotos de Red Bull que fue la que en la última década, alborotó las hormonas de el resto de la parilla.

Leclerc, nuevamente fue sacrificado aunque dicha maniobra es sustentable en base a estratagemas técnicas. El punto, es que el monegasco tiene identidad, velocidad y un cierto dejo de autoridad frente a la plantilla de Binotto. Por ello, clama por equidad, reta con talento y promete que en algún momento romperá el celofán como ya pudo ocurrir en Bahrein a no ser por el desaguisado mecánico.

Quizás no sea suficiente la protección a la jerarquía puesta en vilo en los últimos tiempos de Vettel…

 

——————————————————————————————————————————-

Netflix y sus documentales

Dos documentales están en la oferta de esta modalidad de TV Streaming que ya es otro agujero negro con vida propia dentro de Internet. El “Drive to survive” y el referente a “Williams” Además de otros mas antiguos y conocidos como el de Ayrton Senna. El documental “Oficial” en el que Ferrari y Mercedes se abstuvieron de participar, me parece particularmente melodramático y tendencioso. Es muy “Liberty media” es decir, se busca mostrar en la actualidad a una Fórmula Uno con maneras siniestras como en los 70s y todos sabemos que no es así. Hay historias rebuscadas, aplausos de masas inexistentes, y descontextualización de carreras para dar ese toque de profundidad que justamente tanto nos falta en la F1 moderna. Los episodios en donde se toca la relación Red Bull- Renault o bien la historieta de Lawrence Stroll con Williams son realmente quijostescos e imprecisos.

Bastante mejor el propuesto por la BBC sobre Williams. Vale la pena caer en cuenta que significan los de Grove para la Fórmula Uno como también es sencillo entender porqué están al fondo de la grilla. Quizás, lo único criticable es la ausencia de mas detalle en la muerte de Senna que fue el segundo volante muerto además de Piers Courage en el plantel inglés.


 

Tu velocidad en curva, mi velocidad en rectas

Harto interesante lo que ocurre entre la Ferrari SF90 y la Mercedes W10 sin desestimar a Red Bull. La velocidad “encontrada” por el equipo italiano en rectas va en contraposición con la rapidez con la que el bólido teutón puede trazar las curvas. Las suspicacias del resto del paddock se dejan sentir hacia Ferrari; Desde el “olor a mandarina” de su combustible pasando por alguna especificación forzada del propulsor que explicaría los problemas y temores por fiabilidad observados en Bahrein y China.

Para compensar esta inesperada perfomance, Mercedes ha “reglado” su auto para sacar el máximo provecho en curvas, preparando a sus pilotos para conseguir la maximización de rendimiento en esas zonas del circuito. Esto indica a priori que Mercedes tiene (o debería tener) ventaja en la mayor parte del calendario pues además su monoposto es eficiente en rectas o semicurvas mas allá del salto cuántico de Ferrari tras el bajo debut observado en Bahrein.


 

Bakú, la esperanza

Realmente la temporada va por el camino del aburrimiento. Y es que el dominio Mercedes trajo una cifra escandalosa que anuló la “celebración” de los 1000 GP que tanto se promovió en China: Es la primera vez desde 1992 cuando aquel fenómeno anómalo del Williams F14B con suspensión activa, dominaba la Fórmula Uno, que un equipo arranca haciendo en liza tres 1-2 en tres salidas a pistas. Ni la Ferrari dominante desde el año 2000 o el BrawnGP excepcional de 2009, o los Red Bull Renault V8 pudieron marcar este indicador y ya es mucho decir.

Pero Bakú es distinto; Sus estrechos paredones, su velocidad tipo callejero Norteamericano con muchos canales abiertos, su sinuosa angustia emulando a Mónaco lo convierten en algo especial. Será pues el momento a ver si tenemos pelea de la buena y desafío a los líderes.

 

 

 

 

 

Deja un comentario

Archivado bajo Día a día

Charles Leclerc: La señal en el desierto.

Resultado de imagen para CHARLES LECLERC BAHREIN

Los nacimientos  de los ídolos son a veces concebidos por pequeños momentos sucesivos. Cuando Charles Leclerc le preguntó a Ferrari con franqueza y firmeza sobre el poder adelantar a Vettel en Australia, demostró tener agallas y seguridad en el papel que le toca desempeñar. Y ante la negativa, no hubo lloriqueo ni disgusto superior, simplemente siguió en lo suyo.

La respuesta armónica y contundente fue el casi total dominio del Gran Premio de Bahrein siguiente, tanto en las sesiones libres como en su impresionante barrido para obtener la posición de cuerda dejando atónitos a rivales y a su propio compañero de equipo (Y equipo completo como tal).

La gesta del domingo fue interrumpida simplemente por su maquinaria. Un inesperado fallo motor clave, pulverizó lo que habría sido una victoria segura. Su tesitura quedó otra vez demostrada y el mensaje en clave ha sido contundente: No ha venido a secundar a nadie y tiene confirmado su talento y ambición.

Sí, ganó el rival. Ganó el afortunado y talentoso Hamilton pero ello, no limita su mensaje. La Fórmula Uno 2019 pese al contundente dominio inicial de Mercedes y la fragilidad inesperada de Ferrari, promete mucho en los botines del jóven monegasco. La señal está clara y los chicos del front -No solo el tetracampeón Ferrarista- deben saber que tienen compañia.

 

 

Deja un comentario

Archivado bajo Día a día

Bahrein: Quitar la arena de los ojos.

 

Resultado de imagen para BAHREIN GP

No me siento cómodo viendo la Fórmula Uno llegar a un principado oprobioso, autocrático, sin pasión en el entorno y concebido por la era Tilke-Ecclestone como Bahrein. Tampoco con los horarios y contextos de arena y noche que caracterizan a Shakir. En todo caso, es un mal necesario y migró a la segunda fecha de campeonato. Un trazado laxo, ancho, plano, poco emocional pero que de alguna manera abre una puesta de escena contraria al Albert Park que fue lo que siempre ha sido: Vistoso, traicionero, enigmático, contemporaneo y atemporal.

La primera faena a discenir es si Mercedes confirmará su condición de favorito sideral inexpugnable e imposible de tocar y si dentro de esta interrogante, Valtteri Bottas está preparado para la respuesta esperada de Lewis Hamilton. El finlandés, no mas llegó al paddock de Melbourne desparramó su complejo de inferioridad contenido en palabrotas y gestos inéditos tras su actitud silenciosa, risueña y débil del pasado, especialmente 2018. Todo esto, hizo sinergia con el cambio de actitud mostrado en el invierno con su barba, su caminar forzozo de chico malo y como no, sus buenos cronos que ahora hacen empatía con la tamaña demostración de dominio de la que solo se le escapó la posición de cuerda.

El pentacampeón mientras, espera distendido y silencioso. Los resumenes técnicos probaron que el piso de su W10 rodaba dañado y ello posiblemente magnificó la enorme diferencia en desventaja. Aún así, ver a Hamilton presionado y en persecución es siempre garantía de una respuesta contundente como hemos visto en el pasado con Nico Rosberg.

Mientras tanto, Ferrari tendrá la nada sencilla tarea de confirmar que el frío rendimiento mostrado en Australia ha sido un asunto de reglajes, de mala interpretación del asfalto. A la pregunta de Vettel sobre la inesperada “Lentitud” o a las sonrisas de sus rivales apenas tocaron el asfalto en Albert Park, Maranello debe demostrar que lo visto en invierno no fue un “bluff” que habrá dejado en ridículo a reputados analistas presentes en Barcelona. Para más, Leclerc, de seguro querrá largar delante de Vettel, tras la negativa a atacar al alemán expuesta por Binotto en lo que ha sido un debut nada sencillo para el nuevo estratega italiano.

Y finalmente, mi tercer ojo querrá confirmar la buena forma del nuevo duo de Red Bull- Honda tras el primer podio de 2019 observado en Australia. Con Verstappen como principal testigo, la alianza maciza observada en el inicio del calendario pareció confirmar como mínimo, que el RB15 es un fruto bien concebido del ya conocido genio de Newey y las muchas ganas del constructor japonés en remedar para siempre la turbulenta relación con McLaren en el pasado reciente.

Por supuesto, la zona media será de aguda observación para todos ¿Sainz controlará y desbalanceará al sorprendente Norris? ¿Ricciardo se sentirá descansado para colarse en la Q3 y terminar cercano al podio? ¿Ajustará bien Haas sus ruedas y tuercas? ¿Alfa Romeo desatará su potencial? ¿Racing Point tendrá una evolución con un Checo Pérez irritado por los primeros puntos de Stroll? ¿Es Albón un nuevo suceso del programa de pilotos de Red Bull? Y finalmente ¿Tiene algo Williams para ofrecer o lo visto en Australia fue sentencia?

Deja un comentario

Archivado bajo Día a día

Gran Premio de Australia: Conclusiones prematuras.

 

Resultado de imagen para bottas aus gp

El primer escaño del campeonato mundial de la Fórmula Uno 2019 se ha realizado. El Gran Premio de Australia ha sido como es usual, un ambiente festivo y con olor a gasolina y entusiasmo incluso pese a la repentina y sentida desaparición de Charlie Whiting que humano mundano, se disponía a cumplir su labor y la muerte le sorprendió en las antípodas.

Vamos con algunas conclusiones tras lo que se esperaba desde el invierno y lo que se observó en Albert Park:

  1. Mercedes hace añicos las esperanzas.

Con la consabida fórmula del “medio segundo” que necesitaban para alcanzar a Ferrari tras lo visto en pretemporada, Mercedes trazó una estrategia de inferioridad psicológica y puso a sus tres factorías a trabajar a todo vapor para solucionar los posibles “desvaríos” del W10 en Barcelona. Apenas tocaron el asfalto, el monoposto de plata mostró su empatía y sus pilotos recorrieron plácidos los diferentes ajustes para tanto a una vuelta como a tandem de carrera, encontrarse rápidamente a gusto.

Si Hamilton brilló como es usual sacando una magnífica vuelta el sábado, Bottas -Que le había terminado muy cerca- tomó el control desde la primera curva del domingo y en efecto, asesto la mejor victoria de su carrera. El prometido “cambio” del finlandés ha pasado de ser un asunto meramente mercadotécnico a una concentración real en sus capacidades. Y acá radique posiblemente el éxito de la temporada: ¿Podrá Valtteri emular a Rosberg en 2016? Si es así, entonces el campeonato tendrá sentido, así sea dentro de Mercedes.

 

2. El gran suceso de Honda y los energéticos.

Que Max Verstappen haya alcanzado el tercer lugar, adelantando a Vettel con autoridad y que Honda haya sido fiable todo el fin de semana, es una clara señal de la conectividad y empatía visible además de la calidez humana entre los austríacos y los japoneses. Una excelente noticia para indicarnos que podemos tener a corto y mediano plazo, el retorno de los toros alados a la cúspide de las peleas ya no por victorias sino por el título.

Honda, parece haber desbancado en la progresión de desarrollo a Renault y enfila sus baterías a Ferrari y Mercedes.

Y además, aunque sin puntos, Toro Rosso inquietó todo el fin de semana a la zona media gracias a su chásis bien balanceado y la eficiencia del propulsor nipón en sus espaldas.

 

3. Ferrari: De favorito a recreativo.

La incomoda etiqueta de “favoritos” se diluyó en las prácticas libres. Conseguir el equilibrio y desarrollar velocidad fue algo complicado para los chicos de Maranello. Terminar con ambos coches fuera del podio y distantes no solo de Mercedes sino Red Bull ha puesto a pensar a todos.

Leclerc lució prudente, analítico y algo falto de velocidad. Llegado su momento protagónico escogió preguntar con cierto tono de autoridad que hacer. Binotto optó por la prudencia de evitar el primer encontronazo que encendiera una problemática no deseada.

Bahrein servirá para verificar si ha sido un “one off” o es que la SF90 quedó como un favorito romántico de pretemporada.

4. Los buenos cavernícolas de siempre.

Kevin Magnussen, Nico Hulkenberg y Kimi Raikkonen demostraron mantener -Cada uno a su estilo- intacta la fortaleza de pilotos consistentes, duros, obstinados y que generan mucha diversión en la zona media. El danés no fue propiamente mas rápido que Grosjean pero manejó mejor la fortuna. El alemán dominó todo el fin de semana a Ricciardo dejando el mensaje que las cosas en Renault no serán mejores solo porque llegue con un saco lleno de victorias y podios. Y kimi mantuvo su fortaleza ante la juventud de Giovinazzi aunque el italiano demostró tener coraje para enfrentarle.

5. Que bien pintan estos novatos.

Todos los rookie han hecho un trabajo realmente notable todo el fin de semana. El que mas ha impresionado ha sido Lando Norris con una clasificación realmente fabulosa. Y aunque perdió dos casillas al largar, su madurez durante el Gran Premio, manteniendose estóico detrás de Giovinazzi, es algo de hacer notar.

Albón tuvo destellos de fortaleza. Consistente y racional en todo momento. Russell batió con comodidad a Kubica. Son buenas noticias de la sangre nueva que puede captar titularidad a corto plazo.

6. Hablando de retornos y recambios.

Buena la forma general de Daniil Kvyat aunque haya pecado de optimista en un adelantamiento. Retener a Gasly con firmeza detrás habla bien del ruso que exhibió un buen ritmo todo el fin de semana. Del mismo modo, Giovinazzi habrá destrozado sus gomas pero en la lucha de la que fue responsable, mantuvo sangre fría y perjudicó los intereses de Norris, Raikkonen, Gasly entre otros.

Sainz lució complicado por el error en medio del tráfico del sábado con McLaren. Lo que está claro es que el madrileño tendrá en Norris una referencia muy complicada. Ricciardo en Renault estuvo realmente debajo de su nivel usual, perdió todas las tomas de contacto con Hulkenberg y su largada fue ansiosa en extremo con los resultados ya conocido.s Necesita cabeza fría, esto recién empieza.

De Kimi ya hablamos pero de Stroll merece atención. El canadiense logró una buena figuración final, consiguiendo la atención de muchos, incluso del propio Checo que había sido mas dominante el fin de semana en general.

7. Los mas complicados.

Williams fue un claro Offsider que hizo emular lo peor de la Fórmula Uno en años recientes, llamele HRT, Marussia, o Minardi, Forti, etc. El tema, es que Grove tiene el peso de sus glorias y sus heridas abiertas llegando a Melbourne con una preparación escasa, sin piezas de recambio y con un Kubica que ha dejado muchas dudas sobre su condición de concentración y fortaleza física.

McLaren no exhibió tan mal ritmo pero la inocentada de Sainz el sábado con el momento en Q1 para buscar cronos fue algo poco aceptable. La MGU Renault que falló luego en el auto de Carlos el domingo puso las cosas en un tono de preocupación que solo Lando Norris ayudó a aliviar.

Y finalmente todo lo relacionado a Renault ha suscitado una fuerte decepción. El RS19 se movió temeroso, incapaz otra vez de plantar lucha al obstinado Haas. El fallo de la MGU en el auto de Sainz también ha despertado dudas. ¿Que podrá resarcir el plantel amarillo camino a Bahrein? La lucha por el 4to lugar puede ser muy encarnizada, mas de lo imaginado.

 

 

Deja un comentario

Archivado bajo Día a día

Lo que quiero ver en la Fórmula Uno 2019.

Resultado de imagen para FORMULA ONE 2019

Como estoy en una situación excepcional en donde no tengo mucha cabeza para protocolos porque escribo desde el único país del globo terráqueo en donde una obsesión ideológica nos lleva a una lucha de subsistencia por la electricidad y el agua, entonces voy al grano:

  1. La Ferrari de Binotto.

Aunque vendan la idea -Correcta- que no buscan el campeonato sino el inicio de una nueva era, será harto interesante observar si el legado Marchionne es capáz de plantar lucha exitosa a sus rivales -especialmente Mercedes- para conseguir el ansiado lauro. La SF90 ha generado la mejor impresión del invierno y los cambios de estructura empezando por la dirección de Mattia Binotto pueden dejar rápidos procesos llenos de éxito.

Y por supuesto ¿Es Leclerc un oponente serio dentro del equipo para el propio Vettel? ¿O está confinado a perseguirle y aprender por un tiempo? ¿Qué sucederá con el alemán si es destronado apenas en la primera de cambio?

2. La alianza Red Bull Honda.

Importante para hacer un verdadero “reseteo” en el pináculo de la Fórmula Uno. Si Red Bull puede conservar el tercer lugar a final de temporada, entonces habrá iniciado con muy buen pie dicha relación tomando en cuenta la catastrófica experiencia con McLaren. Además, si incluso pudiese acercarse en mitad de temporada y presionar por victorias o podios contra Ferrari y Mercedes habrá quedado claro que son una tercera potencia con capacidad de en un futuro inmediato regresar a su dominio que les llevó a cuatro títulos realmente notables, revolucionado a la máxima categoría.

Y sí, seguir apreciando el desarrollo de Verstappen ahora retado por un Gasly que de seguro, no tendrá timidez en buscar su propia posición en una estructura tan compleja por sus presiones y descubrimientos de gemas, como para controlar los hilos del poder que desatan en sus imberbes protagonistas.

3. La experiencia de Ricciardo en Renault.

Daniel Ricciardo es reconocido por toda la grilla como un talento innato. Es un ganador lleno de actitud. Su fichaje por Renault es tan inesperado como sensacional y ahora debe asumir un papel distinto: Protagonizar el ascenso paulatino de una fuerza como Renault, el tercer constructor que busca ascender a lo mas alto de la competición en un plan que vislumbra recursos, algunos cambios directivos y por supuesto, la redención  de su muy lenta evolución con los propulsores V6 híbridos.

Debe ser delicioso ver a Daniel pelear contra Max en pista si acaso el RS19 tuviese la capacidad de enfrentar al primer Red Bull motorizado por Honda, estando libre de no someterse al protagonismo del holandés.

Y ojo: También será una prueba de fuego medirse contra el bien reputado Hulkenberg que es un hueso duro de roer necesitado de un “reset” uno le será necesario al otro.

4. Alfa Romeo totalmente Alfa.

Atrás quedó la etapa de transición desde Sauber. El conjunto italiano es ahora una gendarmería de segunda línea del pelotón del grupo FIAT-Chrysler por el dominio de la Fórmula Uno como suplidores de motores Ferrari y como conjunto de dominios y decisiones políticas en la grilla. Es la manera de enfrentar los dos equipos formales de Red Bull y la influencia de Totto Wolff (Mercedes) con sus protegidos en motores y pilotos de la grilla.

Si el conjunto tiene identidad e independencia será harto interesante observar a Raikkonen desestresado del protagonismo ferrarista hacer dupla con la ambición de Giovinazzi que a futuro (Y si consolida su talento mostrado con altibajos) podría emular la historia de Leclerc.

¿Acaso una fuerza dominante en la zona media del pelotón?

5. McLaren: ¿La luz al final del túnel?

Protagonistas sempiternos de la Fórmula Uno, son el equipo con mas transformaciones y dificultades vividas en los últimos años y sobreponerse a ellas, tiene un gran mérito.

El MCL34 transitó con relativo éxito su pretemporada mostrándose fiable, equilibrado y prometedor. ¿Rápido? Quizás no pero levantó cejas y sonrisas en los chicos de Woking que aprenden el arte de ser optimistas mas no arrogantes, un legado de Mr Dennis.

Mientras tanto, la estructura recibirá en 2019 a James Key y Andreas Siedl lo que determina su empecino en no cejar el empeño en salir del foso al que nunca debieron haber llegado.

Inédita dupla de pilotos que jamás han conseguido nada de lo que usualmente un equipo que se preciaba “top” quería: Victorias y campeonatos. Sainz, tiene la velocidad, un cierto lado salvaje que pareció madurar en Renault y estará acompañado del promisor Norris del que esperan se convierta en un Lewis Hamilton a futuro aunque no tenga un auto con opciones de demostrarlo.

Ah, y es hora de superar el trauma del extraño cordón umbilical con el principe de Asturias.

6. Racing Point: ¿La evolución de Force India a un paso superior?

La compra definitiva de Force India a manos del consorcio canadiense liderado por Lawrence Stroll -Papa de Lance- abre interrogantes. Una de ellas es la fluencia de recursos que era el principal escollo por el que el plantel indio no iba a más.

En 2017, el equipo de Mallya fue capáz de colarse a la 4ta casilla demostrando su sólida base de ingenieria y un plantel técnico innovador. En 2018 y tras superar el cisma administrativo, nuevamente remontaron la cuesta con rapidez.

Salió Bob Fernley pero el resto de la estructura queda en pie con Otmar Szafnauer. La dupla de pilotos tendrá la “Particularidad” de tener a un hijo del dueño, Lance Stroll que a fin de cuentas ya demostró algo con su podio en Baku 2017 junto al ya experimentado y combativo Sergio Pérez. Checo, no tiene mas la piedra en el zapato de Ocón pero ¿Podría ser Stroll algo peor por un asunto de lógica preferencia?

Ojalá y alcancen el paso superior. Eso, pese al espantoso nombre comercial escogido y el “title sponsor” keniano. Es que sí, los canadienses siempre son tan raros como el color de cabello que alguna vez exhibió Jacques Villeneuve.

7. Robert Kubica: El retorno.

Apreciado por su historia llena de talento y drama. Kubica, el menudo y religioso polaco que nos heló la sangre con aquel dramático accidente en Canadá del que pensamos habría fallecido para poco tiempo después sufrir otro grave en el rally con secuelas de por vida, regresa con su inquebrantable fe a manos del equipo en el que ha depositado esperanzas y también otra cosa mas en sus cuentas bancarias. Pero se vale.

Robert, se quedó anclado en una Fórmula Uno con una década de historia en la que dejó una victoria y 11 podios para regresar en condiciones nada benévolas con un equipo en condiciones de supervivencia y mucha especulación sobre su real capacidad para asumir las exigencias físicas de la Fórmula Uno moderna.

Apostemos a su inserción en el protagonismo.

8. Premio por la vuelta rápida.

Esto acaba de llegar y es una buena noticia aunque parcialmente concebida. Premiar la vuelta rápida es premiar la pura-esencia de la competición de monoplazas y además, exacerbar la batalla entre compañeros de equipo. Lo poco comprensible es que sea a los diez primeros. Los equipos tras los décimos lugares a veces hacen maravillas técnicas con sus pilotos con compuestos particulares, o bien, condiciones azarosas de lluvia que merecerían ser premiadas. Pero no, se quiere es evitar que haya repartición excesiva de puntos (y de dinero) por lo que se puede ver.

9. La impredecible zona media.

Sí, mas allá de los antes mencionados, la zona media es realmente la esencia de la Fórmula Uno actual. Basta con separar a los grandes constructores (Mercedes y Ferrari) y luego a Red Bull (El único realmente brillante equipo autosustentado pero con capital de actividad industrial foránea) para conseguir la gema de la esencia, Por supuesto, también exceptuando el proyecto creciente de Renault.

Hemos mencionado ya a algunos equipos pero por ejemplo, Haas no puede ser desestimado. En 2018 tenían mejor auto que Renault pero no demostraron el “know how” necesario para convertir en resultados su valor técnico. Si bien son acusados de un tema complejo como es la compra de “procedimientos y factoría mecánica” de Ferrari, los de Norteamerica son el equipo mas jóven y merecen atención por su capacidad de superación y deseo de desafiar a las grandes estructuras.

Toro Rosso y Williams. El primero un equipo que nos trae de vuelta al “torpedo” Kvyat que estuvo bajo los papeles secundarios en Ferrari y algo habrá aprendido para normalizar su talento, tan rápido como borrascoso. Le acompañará un debutante que no capta la atencion de antiguos talentos por parte de Red Bull -Alex Albón- pero no se puede desestimar. Además, los de Faenza tendrán el mismo motor de su hermano mayor y necesitan ávidamente conseguir sus propios méritos para sostener la identidad necesaria o ser simplemente un equipo “B” algo que no podrá dar siempre resultados a Mr Mateschitz.

Williams, otrora gran protagonista de la Fórmula Uno. Parece condenado al último lugar en las apuestas y no con falta de razón: Perdió el patrocinio de Martini para conseguir un sponsor de mucho menor calibre como sustituto, pierde a su director técnico -Paddy Lowe- y a un pilar dirigencial importante (Rob Smedley) además de la reducción de personal conocida y a unos recursos muy limitados. La aséptica señora Claire, el genial pero avaro y resistivo en evolucionar de su padre, tendrán la misión de encontrar un comprador. El deseo es que Williams no esté tan descolgado, hay ingenieria, hay talento, hay historia y están Kubica y el protegido Mercedes de Russell para hacer lo posible porque la luz no se apague finalmente.

10. El campeón busca un lauro mas.

Mercedes es sin duda un gran campeón. Su suerte se inició cuando interpretaron de manera excepcional la era híbrida y en adelante, su organización técnica y humana se desarrolló de manera exponencial. Emergió el talento del que se sabía era un fenómeno como lo es Lewis Hamilton, convirtiendose en uno de los pilotos mas importantes de la historia que si bien tiene una jerarquía definida, claramente no necesita de prebendas ni dadivas internas para brillar con una increíble capacidad de reinventarse y resurgir tras su ocasionales flaquezas.

Tres factorías trabajando, concibieron a un W10 algo inestable en pretemporada. Ahora mismo, queda por saber si Mercedes realmente ha remanufacturado a su nuevo monoposto tras adecuarlo a las nuevas reglas que si bien no son radicales, podrían haber alterado el delicado equilibrio para que el campeón se mantenga en la cúspide.

No está Lauda. Se queda Wolff con su estilo eficiente, ortodoxo y lleno de éxitos en su alforja que tratará de extender. Bottas, se reinventa con una imagen mas ruda, quiere parece mas león, menos cervatillo. Quiere escalar al papel que Nico Rosberg consiguió ¿Lo logrará? Está obligado pues de lo contrario es difícil imaginarlo en la grilla para 2020, al menos en Mercedes.

 

 

 

 

 

Deja un comentario

Archivado bajo Día a día

Equipos 2019: Renault, Red Bull, Ferrari y Mercedes.

Resultado de imagen para MERCEDES FERRARI RED BULL RENAULT FORMULA ONE

Sí, en este cuarteto está el lomito. La crema de la esencia de la Fórmula Uno. Los verdaderos protagonistas, unos actuales y otros con los recursos para hacerlo a futuro. Veamos porqué.

Renault es un constructor. No depende de nadie. Tiene recursos, infraestructura y quizás lo mas importante: El enjambre celular, el árbol genealógico, la cadena del ADN que garantiza recordar constantemente que han ganado y participado en la Fórmula Uno de manera sostenida.

Sin embargo no basta. Las últimas glorias se remiten a 2005-2006 bajo la batuta de Briatore y el fenómeno de Alonso como pilares fundamentales. Tras ello, el equipo cayó en una nueva inercia; Concentrarse como suplidor y entonces pudo saborear las mieles del éxito ofreciendo motores V8 flexibles y capaces para la entonces emergente fuerza sorpresa de la Fórmula Uno, los irreventes de Red Bull. Pudieron reinar cuatro años consecutivos hasta la llegada de la era híbrida.

Contra todo pronóstico, los V6 electrificados se convirtierone en un escollo lleno de llagas y desaciertos. Gente en estampida de sus fábricas, equipo sin brújula. Transición de la marca a la experiencia controlada de Geeni-Lotus hasta que por fin se retoman las riendas del equipo propio y desde hace ya par de años se apuesta a una meta de unos 1600 días para ver la luz al final del túnel. Reestructuración del plantel dirigencial y técnico, recursos, persistencia y además fichaje de volantes como Hulkenberg y la gran inversión: Daniel Ricciardo, sacado tras las garras de Red Bull.

El 4to lugar de 2018 no fue casual aunque si lleno de algo de suerte gracias los desvaríos de Haas. Renault aún no se hace ilusiones, necesita un salto cuántico en chásis y motor para poder asumir el reto de ir por los tres grandes. De ellos, el mencionado Red Bull parece la presa mas factible dado su inicio con la alianza de Honda tras amarga insatisfacción con la marca del rombo. Cuatro títulos no sirvieron de lecciones de humildad para los toros alados.

Red Bull se juega posiblemente su última carta. Involucrados ya como protagonistas, la dimensión de la calidad de sus chásis y bocetos plasmados por Newey queda bien patente: Al mínimo fallo, a la mínima rendija de opciones, alcanzan podios y victorias pero son incapaces de ir por el título. Esta es la esperanza, Red Bull no es un constructor, es un equipo con una magnífica estructura llena de simplicidad y eficiencia. Libre de traumas del pasado y con mucha voluntad llena de una sana arrogancia, y sin duda recursos no ilimitados pero fluentes. Tratarán de jugarse su carta en una sólida alianza con Honda que también está muy interesado en resarcirce del entuerto con McLaren y conseguir vigorizar su marca.

El personal técnico, el programa de desarrollo de pilotos y la capacidad de los volantes no se pone en duda. Tienen al futuro mas cotizado como lo es Verstappen, suerte de estrella luminosa en el futuro inmediato de la Fórmula Uno sumado a un francés que en silencio, espera su oportunidad tras sólidas demostraciones en 2018. Si logra consolidar otra vez el tercer lugar, su nueva etapa habrá empezado muy bien.

Ferrari viene de cambios muy profundos. Dichos cambios son esencialmente humanos en términos de presencia y jerarquía. Fallece el líder del proyecto que ha marcado los tres últimos años -Marchionne- y su legado queda en marcha. Se renueva la dirección con un ingeniero como Binotto que conoce cada palmo del equipo funcionalmente hablando. Se ficha a Leclerc en una maniobra inédita de colocar en plan estelar a un imberbe lleno de talento y ausente de podios y victorias, supliendo a un campeón del mundo. Se apuesta a un tetracampeón ya bien conocido a su lado y se reestructura la entidad con cambios menores bajo la mirada atenta de la sucesión Fiat-Crhysler. Puede que 2019 sea el año de poner las piezas en su lugar pese a que la pretemporada anuncie que la SF90 promete y mucho.

Mercedes es un favorito por lógica. Lógica que se sustenta en tres factorias trabajando al tiempo, un equipo técnico excepcional, recursos ilimitados y cuatro títulos al hilo. Lógica que se prueba ante una dirección vertical sin fisuras que gira en torno a un fenómeno de excepción como lo es Lewis Hamilton, que tiene jerarquía pero que no requiere de favores como algunos sugieren. El punto de quiebre para la gendarmería alemana está cerca según las presiones que ha exhibido sus recientes monopostos los W08 o W09 antes el desarrollo enemigo de la casa de Maranello. Ahora bien ¿Qué les hace resurgir cuando parecen bajo una presión que no podrán soportar? La estabilidad como conjunto, el ingenio humano y la maestría en transformar en cuestión de horas a un monoplaza que oculta sus maravillas detrás de caprichos mecánicos solucionables con maestría.

 

 

 

Deja un comentario

Archivado bajo Día a día